Andalucía Cicloturismo

La doble eme: rutas, altimetrías de puertos de Andalucía… Y mucho más.


Deja un comentario

Cortes de la Frontera – Puerto Blanco, dominando el valle del Guadiaro.

Estado del firme:***
Dureza:*
Volumen de tráfico: **
Consejos y sugerencias: pedalear por esta zona nos permite varias opciones y todas muy buenas: Sierra de Grazalema, Los Alcornocales y Serranía de Ronda… A gusto del consumidor.

Cortes de la Frontera se enseñorea.

Desde las aguas del Guadiaro y, aún antes en el descenso del puerto del Espino, podemos divisar la mancha blanca de cal, engastada en la caliza cual perla, del milenario caserío de Cortes de la Frontera.
La carretera que hasta allí nos guía y que luego continuaremos en dirección a Ubrique es la que tiene, como dificultad principal, el ascenso a este puerto Blanco que comentaremos a continuación.
Al poco de cruzar el río atravesamos la estación de Cortes, más conocida como Cañada del Real Tesoro, cuya travesía, prácticamente llana sirve para ir ganando tono en las piernas.

Al paso por las vías del tren en la Estación de Cortes, también llamado Cañada del Real Tesoro.

Tras pasar sobre la vía del tren que une Algeciras con Bobadilla aún gozaremos de un tramo bastante liviano hasta que las rampas tornen más empinadas. De hecho, no será hasta el inicio del tercer kilómetro cuando el pedaleo torne más pesado y es que la cuesta se situará constantemente próxima al 7% sin apenas altibajos.
El valle se abre a nuestra vista y el río va quedando abajo, mientras que el curveo nos va ofreciendo una panorámica diversa del entorno, en que destacan las formaciones rocosas de la Sierra de Líbar.

Laderas con frutales y cumbres calizas de la Sierra de Líbar.

Varias curvas de herradura y algún repecho al 10% nos acabarán mostrando la entrada del pueblo que, aún desde las alturas, parece retarnos a recorrer sus callejuelas… No será un reto demasiado complicado a tenor de lo que nos queda. Al entrar en la villa debemos seguir las indicaciones que nos guían a Ubrique y, así, pasaremos junto a la plaza de toros, junto a la iglesia de Nuestra Sra. del Rosario y junto a la casa consistorial… todo ello sin desviarnos de nuestra ruta.

Pintoresca travesía de Cortes de la Frontera.

Aunque no hemos tenido demasiado tiempo para agotarnos, en Cortes iniciamos un descenso de algo más de un kilómetro que nos situará al pie del último repecho camino de la cumbre.
Retomamos el ascenso buscando con la mirada el final de la cuesta en la montaña cuando un giro de la carretera nos permite disfrutar, a nuestra izquierda, de una hermosísima vista sobre el pueblo, con esa típica estampa de los pueblos blancos de la Serranía de Ronda.

Coronamos en una recta prácticamente llana y sin más indicación que la presencia de una edificación rural.

Tras una vaguada a izquierdas, afrontamos los últimos 500 m. de subida, bastante suave por cierto, para acabar coronando junto a un cortijo en una recta en que la pendiente irá menguando hasta restar llana.

GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Mapa:

Anuncios


Deja un comentario

Puerto de Montejaque por Arroyo del Águila, entre el Guadalete y el Guadiaro.

Estado del firme:***

Dureza:*

Volumen de tráfico:*

Consejos y sugerencias: la Sierra de Grazalema y la Serranía de Ronda invitan a algo más que a ascender este pequeño puerto que, de hecho, se encuentra muy a mano si queremos desplazarnos de una a otra. Por supuesto, recomendable la vertiente que aquí presentamos, que sube por la carretera antigua.

En pleno ascenso al puerto de Montejaque con la Sierra de Grazalema a nuestras espaldas.

Mediando entre las cuencas que los ríos Guadalete y Guadiaro, el puerto de Montejaque, bisagra entre las Sierras de Grazalema y la de Ronda, soporta por la moderna carretera autonómica, con sus anchos tramos de carril lento, un volumen de tráfico considerable, que añade al tedio que nos provoca su ascenso el peligro que aquél genera. Sin embargo, existe paralela a la carretera nueva y conservada en perfecto estado la antigua carretera más estrecha, más revirada, más coqueta en definitiva, que ofrece una agradabilísima alternativa si queremos desplazarnos desde la cola del embalse de Zahara-El Gastor hacia Ronda.

En efecto, en el cruce que por Gaidóvar y puerto Chico nos lleva hasta Grazalema comenzamos también este puertecillo que enlaza a la perfección con el descenso de los puertos del Boyar y las Palomas.

Tras doblar una de las pocas herraduras del puerto. El paisaje no está exento de belleza.

De rampa amable desde el comienzo, lo más reseñable del ascenso en su primera mitad, a más de lo ya reseñado, son las vistas que ofrece -casi siempre a nuestras espaldas- del embalse de Zahara -con el pueblo también al fondo- y la Sierra de Grazalema: un mirador mediado el tercer kilómetro invita a detenerse y deleitarse en el panorama con absoluta tranquilidad.

Más adelante, tras el cruce de la carretera de Montecorto (una variante de ascenso del puerto) volveremos a disfrutar de excelentes vistas al trazar una aislada curva de herradura, poco antes de alcanzar un descansillo en una larga recta. En este respiro que ofrece la subida, nos entretenemos en observar Montecorto, blanco caserío malagueño situado a nuestra izquierda a los pies del Cerro de Malaver.

Siempre hacia nuestras espaldas el embalse de Zahara-El Gastor con su característico color turquesa.

No queda mucho ya por ascender y lo cierto es que la cima se intuye tras unos cerros vecinos. En efecto, el puerto se halla próximo de tocar a su fin y, tras un par de kilómetros en los que al final vuelve a repuntar ligeramente la pendiente, lo coronamos. Finalmente, tras el rasante de la cima, con el cambio de aguas de la loma, perdemos de vista la Sierra de Grazalema y se muestra ante nosotros la Sierra de las Nieves en todo su esplendor.

GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Mapa: