Altimetrías

El Vacar, terraza del Guadalbarbo.

Estado del firme:****

Dureza:*

Volumen de tráfico:*

Consejos y sugerencias: un puerto para gozar en una zona de gran encanto e ideal para trazar rutas de gran dureza pese a la ausencia de grandes colosos.

El valle del Guadalbarbo visto desde la carretera que nos lleva al Vacar. Quizás uno de los puertos más bonitos y escénicos de la Sierra Morena cordobesa.

Si en la balanza de tus preferencias tiene más peso la dificultad que entraña ascender un puerto que la belleza de su entorno a la hora de trazar una ruta o de programar una salida con tu inseparable bicicleta, hemos de advertirte que no estás ante el más adecuado para tus pretensiones.

Salta a la vista que la subida a El Vacar no es ningún coloso ni nada comparable. A duras penas podríamos decir que se trata de un puerto de segunda y no de tercera categoría. Pero ello es tan cierto, como que sus casi cinco kilómetros obsequian al cicloturista con una terraza de espaciosas vistas.

Desde la cima del puerto, una cornisa hacia el valle.

Adentrarse en el valle del Guadalbarbo, detenerse instintivamente en el mirador de la cima, descender, al punto, por la cornisa –cuesta pensar que eso por donde rodamos sea una carretera- que conforman los primeros kilómetros de descenso, refrenar constante y firmemente con la maneta derecha la natural querencia de nuestra bicicleta para lanzarse cuesta abajo con el único deseo de prolongar y apurar ese instante, todo ello constituye uno de esos momentos que dejan una huella indeleble impresa en la retina de cualquier cicloturista.

En la ladera de enfrente, se adivina el trazado de la carretera que asciende hasta Obejo.

Que distamos de encontramos en una de las grandes cordilleras europeas, está claro y no lo ignoramos, ni es desconocido para nadie. Pero quizás por lo inesperado –para quien no sabe de las maravillas de la provincia cordobesa- el puerto resulta aún más grato. En efecto nos encontramos en una de las pocas provincias andaluzas con capacidad de sorprender, sobre todo por lo desconocida en términos ciclistas.

El trazado ayuda a disfrutar del entorno.

Cada curva, cada recodo de la carretera, invita a asomarse al balcón y dejarse atrapar por una siempre sorprendente perspectiva.

Abajo, el río, que excava su valle a diestra y siniestra. Enfrente, la sierra. Allí buscamos la carretera de Obejo, la localizamos y, repentinamente, unos riscos se asoman tímidos como queriendo disimular la predominante altivez del olivar en el paisaje.

Herradura a derechas y cambiamos momentáneamente nuestra dirección. Ahora el río, que busca el Guadalquivir, parece fluir menos inquieto –como si tampoco él tuviera demasiada prisa en concluir su curso- y la ribera se ensancha en un remanso a fin de propiciar pasto al ganado.

Varias herraduras adornan el trazado camino del río Guadalbarbo.

Otra horquilla nos sirve para enfilar camino definitivo hasta el río. El descenso se ha vuelto más técnico y ello, unido a la pérdida de altura sobre el valle, aconsejará que nos concentremos en trazar cada curva. No obstante, con el rabillo del ojo aprovechamos el menor indicio de recta para no dejar escapar el más mínimo detalle de los instantes finales.

Llegamos al Guadalbarbo, donde una nueva parada, sin prisas, vuelve a ser obligatoria. Y, por fin, nos aprestamos a continuar la ruta camino de Obejo.

Pocos puertos se difrutan tanto ya sea en subida, ya en bajada.

“¿Será un tercera o un segunda?” -nos preguntamos justo al concluir el descenso y antes de haberlo subido nunca. ¡Y qué más da!, ¡si aún no lo hemos subido y ya estamos satisfechos de haberlo transitado!

¿De verdad que no merece la pena decantarse, aunque sólo sea una vez, por el otro plato de la balanza?

GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Mapa:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s