Altimetrías

El Jaramillo (Oeste), los caminos del medio rural.

Estado del firme:***

Dureza:**

Volumen de tráfico:*

Consejos y sugerencias: nada como una ruta por la subbética para descubrirnos la ingente cantidad de cuestas, cotas y puertecillos que abundan por las sierras cordobesas.

Muchos caminos rurales de la Subbética están perfectamente asfaltados para favorecer las labores agrícolas. De rebote también nosotros nos vemos favorecidos por el placer de rodar por carreteras de montaña en buenas condiciones, con excelente firme y escaso tráfico.

El Jaramillo no es más que un caserío ubicado dentro del término municipal de Iznájar, a cuya jurisdicción está sujeto. La urbanización se sitúa en la vertiente este de la Loma de las Ventanas, por lo que para llegar a ella desde el Arroyo de Solerche habremos de superar los más de 800 m. de altitud a los que se eleva la mencionada loma e incluso descender un tramo.

En el cruce con la A-331 aún no empezamos nuesta altigrafía, aunque la cuesta ya va en ligero ascenso.

Desde el cruce con la A-331 un descenso suave da paso a un inicio no más abrupto que éste remontando el curso del río. Pero este hecho no debe llevarnos a equivocación, pues tras superar un par de puentecillos, la pendiente se va a ir disparando rápidamente hasta llegar a cifras de doble dígito, unas cifras que, tras tomar el desvío a derechas camino de El Jaramillo, van a ser más que habituales en el recorrido.

Ascenso irregular en que se alternan fuertes rampas con descansillos.

Rampas del 14% continuadas y hasta del 18% dan lugar a un largo descanso mientras que por todo paisaje disfrutaremos de un mar de olivos que se confunde, al fondo del valle, con las aguas del embalse de Iznájar, el más grande de la comunidad andaluza y uno de los mayores también de España.

El descanso da paso a un tramo de 1,8 km. finales al 10% de media. Si bien, hay que hacer notar que el ascenso está salpicado de descansillos, por lo que las rampas máximas superan con creces esta cifra hasta el punto de aproximarse al fatídico 20%. Y todo ello adornado de varias herraduras de trazado imposible y algún que otro cortijo que parece justificar el asfaltado del camino.

La irregularidad de sus rampas y su trazado lo convierten en un puerto, pese a su dureza, bastante “divertido” de ascender.

Los 450 m. finales arrojan una media del 12% y suponen el remate perfecto para una subida que nos sorprenderá por su belleza, su dureza y la espectacularidad de su entorno.

Y, para que no falte de nada, cuenta con un cartel –bastante modesto, eso sí- junto al que captar una instantánea que recuerde nuestras andanzas.

No puede faltar la foto junto al cartel.

¡Ah!, y ojo con el descenso… su otra vertiente es aún más dura.

GALERÍA FOTOGRÁFICA.

Mapa:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s